miércoles, 29 de enero de 2014

Princesas. Estela Aguilar Jiménez





Nunca soñé
con ser princesa.
Me dan arcadas
las comedias
de amor americanas.
Pocas veces
me regalaron flores.
Pero hoy,
no me importaría
que apareciera
un príncipe
-no necesariamente
azul,
no soy racista-
que me sacudiera
a polvos
la tristeza.
Y después
que se vaya
a cazar ranas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada