lunes, 7 de octubre de 2013

EBCPE. Nuria Ruiz de Viñaspre





Defina “erotismo”.

erotismo. ismo. doctrina. sistema de eros. escuela de amor. de erótica y sexo.

erotismo. ero-istmo. el istmo de eros. ínsula. archipiélago mundano. lengua de tierra estrecha entre aguas. ¿no te parece en sí mismo erótica esta palabra? la palabra asexual más sexual


Relacione estas dos palabras: “sexo” y “soledad”.

existencia y sexo
existencia y sexo
existencia y sexo
sexoexistencia

soledad y sexo
soledad y sexo
soledad y sexo
sexoledad

juntas estas dos palabras y me vienen palabras. palabras de la pensadora María Zambrano que mantenía que escribir era defender la soledad en que se está; que es una acción que brota desde un aislamiento efectivo, pero desde un aislamiento comunicable, y que precisamente, por la lejanía de toda cosa concreta se hacía posible un descubrimiento de relaciones entre ellas. decía también que esta es una soledad que necesitaba ser defendida, que es lo mismo que necesitar de justificación, que el escritor defiende su soledad, mostrando lo que en ella y únicamente en ella, encuentra….
me pregunto –siguiendo con Zambrano en mente- si el sexo no es exactamente eso, la edad del sexo. la soledad enamorada. la salida. sexoledad.
para recapacitar, volver a capacitar, a capacitarnos, a interrelacionarnos con nosotros mismos, os dejo con unas palabras de Emil Cioran…. ¿acaso pudiera ser el sexo a veces rabia?

pero la soledad es insoportable, a solas conmigo mismo, a solas con mis pensamientos. No sé como distraerlos, como atontarlos para que no me atormenten. Surge entonces la rabia ante la impotencia, y la agresividad es un pequeño paso que doy en ese estado. Sentirse solo y estar solo no es lo mismo, pero en mi caso, sí, me siento solo aún cuando no estoy solo, pero lo siento mucho más cuando esa soledad es también física. ¿Soy demasiado consciente de la realidad, y los demás viven en un sueño de idiotas del que no quieren despertar (cosa que no les reprocho), o soy yo el estúpido que cree ver demasiado, sin ver nada?. Sea cual sea la respuesta, puedo decir que nunca he pedido estar aquí y aún estando aquí, sólo pienso en cómo salir, sin hacer ruido, sin que se note mi ausencia, como si nunca hubiera estado. Y de esa manera, sentir la ilusión de no haber existido nunca...

yo la releo y pienso que el sexo o su consumación sí pudiera alcanzar ese fin tan ansiado por Cioran, ese no fin, ese no ser, ese salir sin hacer ruido, como si nunca hubiera existido, con esa ilusión de no haber existido nunca. el sexo como regresión a un estado tan primigenio que no existiríamos ni en ese ni otro espacio. el sexo como el des-viaje. si lo pensáis, resulta muy curioso que a pesar de que la existencia se vuelve humana cuando hablamos, tocamos, somos seres sexuados y sexuales, mortales en definitiva, es precisamente el sexo el que nos des-existe. es el exilio de nosotros mismos, la cima de esa imposibilidad tan propia como la de nuestra existencia. sexoexistencia.


Veo en “Erosionados” un punto común entre diferentes autores y poemas: la presencia del silencio y de la oscuridad. ¿A usted qué le parece?

silencio oscuridad – sonido claridad… bella correspondencia de conjuntos. a veces la vida es en si misma un oxímoron


En “Erosionados” hay 25 autoras y 23 autores. ¿Cree que importa el género en la literatura (y en general)?

yo siempre he pensado que las palabras son asexuales incluso cuando puedan ser tan sexuales como las que hay dentro de esta antológica antología tan erosion[h]ada …. Así que no, en absoluto es importante para mí, en este caso el sexo no es importante para mí (solo en este contexto)… (sonrío). Me viene una idea ... ¿por qué Erosionados y no Erosionadas? ¿Ha sido un guiño el sexo en esta palabra?


¿Mecanografiado o a mano?

depende de donde me coja la idea. pero últimamente escribo mucho en el móvil -que siempre me coge la idea-. tengo el buzón de mi mail lleno de borradores que nunca acabo de borrar (aquí la palabra pierde por completo el sentido por el que fue creado… borraqué??? debo de ser un Diógenes de palabras, porque a pesar de que condenso cada vez más y descarto poemas e ideas, no borro ni una sola de las palabras que las crearon.


¿Cree que las pecas son coordenadas de un Dios bromista? (Pregunta propuesta por Óscar Sipán)

desde pequeñita las pecas para mí siempre han sido misteriosos planetas estrellados, a veces intransitables e invivibles. los puedes pisar, tocar, besar en tierra, pero no quedarte allí a vivir. quizá Óscar tenía razón y son un espejismo divino para entretener al humano.


¿Qué se pone para escribir?

cuando me pongo a escribir ya estoy vestida íntegramente de ideas. y no hablo de máscaras, me refiero a ir vestida íntegramente desnuda. cuando escribo me sincero con mi cuerpo y con mi alma


¿Por qué seudónimo? ¿Se esconde de algo o de alguien?

siempre nos escondemos. nos escondemos de nosotros mismos y también escondemos nuestro primer yo detrás de nosotros mismos, de nuestros otros yos. es un acto reflejo, casi un acto automático que arrastramos desde aquella infancia en la que tras la falda materna asomábamos solo los ojos al sentir una amenaza externa. la falda es la prolongación del vientre materno. y ¡qué bien se estaba en el vientre, qué bien! …rezaba el poema…


Hay música en “Erosionados”. ¿Le acompaña cuando escribe? ¿Qué sonaba cuando escribió los poemas que aparecen en esta antología?

la música siempre me acompaña, incluso mientras duermo. no recuerdo qué sonaba porque son poemas no inéditos pertenecientes a diferentes libros. sí recuerdo que sonara. que sonaba la música porque siempre está sonando incluso cuando no la escucho.


Pregúntese usted mismo.

pregúntate a ti mismo para conocerte a ti mismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada